Propiedades de Otros ingredientes Ecológicos utilizados

Logo Cuatro Soles

 

Agua de Mar:

El uso del agua de mar en la terapéutica no es algo que se haya desarrollado en la actualidad, sino que sus cualidades, tan beneficiosas para el organismo humano, ya eran conocidas en la Antigüedad en diferentes vertientes de  Sabiduría como las Pitágoricas e Hipocráticas.

La sal convencional tan sólo contiene cloruro de sodio y, en el mejor de los casos, yodo. Las propiedades del agua de mar aportan un enriquecimiento a nuestra dieta con 78 minerales y oligoelementos, muy beneficiosos para nuestra salud,  ya que se descubrió que los componentes del agua marina son los mismos que están en las células de nuestro  cuerpo, siendo así la composición del agua del mar muy similar a la del plasma de la sangre.

El agua de mar es una fuente de recursos minerales en la que, con mayor o menor concentración, se encuentran todos los elementos químicos conocidos, así que podemos decir que el agua del mar contiene las 78 sales minerales que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente y además, en idénticos porcentajes en ambos casos.

Entre sus beneficios destacan notablemente la  Ayuda al aparato digestivo, estimulando  el ácido clorhídrico y una enzima de digestión de proteínas, que favorecen a la correcta descomposición de los alimentos. También colabora con el hígado y el tracto intestinal para una digestión correcta, fortalece el sistema inmunológico y disminuye el estreñimiento, así como ayuda a la recuperación de personas que tienen gastritis y reflujo.

 

Masa Madre:

La masa madre es el resultado de fermentar agua y harina, sin ningún tipo de levadura añadida. En la propia harina existen bacterias y levaduras que sin ayuda alguna provocan la fermentación de forma natural. 

Contiene aminoácidos como la lisina, folatos, y minerales como el zinc, el hierro y el magnesio.

Mitiga la acción de algunos anti-nutrientes que se encuentran en otros panes y que son los responsables de que nuestro organismo no pueda absorber el hierro, el zinc y el magnesio. Los lactobacilos presentes en el pan de masa madre posibilitan dicha absorción.

Asimismo,  aporta al pan un índice glucémico menor así como, menor grado de acidez, lo que le hace mucho más digestivo. 

 

Bicarbonato de sodio:

 

El bicarbonato de sodio es un compuesto químico natural, en forma de sal blanca con capacidad de solubilidad en el agua, que se elabora de forma artificial para diferentes usos, entre ellos el de la alimentación. El bicarbonato de sodio es una sustancia segura para las personas e inocuo para el medio ambiente.

Recomendable en la elaboración de repostería y panadería  para personas que no pueden ingerir levaduras, como en el caso de padecer Candidiasis Intestinal, entre otras patologías destacables.

El bicarbonato ayuda a que la masa se eleve, liberando dióxido de carbono, y esta reacción provoca el efecto levadura.